Gran Premio de Japón 2013: Vettel gana una carrera muy estratégica

Sebastian_Vettel_2013_Catalonia_test_(19-22_Feb)_Day_1-1

Sebastian Vettel se sube una vez más a lo más alto del cajón del podio en el circuito de Suzuka, en Japón, por delante de su compañero Mark Webber, que había logrado la pole, y del francés Grosjean, del equipo Lotus, que hizo una gran carrera. Fernando Alonso protagonizó una gran remontada y acababa en cuarta posición.

La emoción se palpaba en el ambiente al empezar la jornada en el circuito de Suzuka, en Japón. Comenzaba con un minuto de silencio, no organizado por la FIA, que se opuso, sino por Pedro de la Rosa, en homenaje a la fallecida María de Villota. Muchos pilotos, como Alonso o Massa, llevaban la estrella de María en su casco en señal de respeto.
La carrera arrancaba con un Webber inédito en la pole, y en la boca de todos estaba la pregunta. ¿Cómo hará el equipo Red Bull para que su piloto estrella, Vettel, pase a Mark sin riesgo? Más adelante en la carrera se respondería cómo no a esta pregunta, pero no adelantemos acontecimientos.
En la salida ocurría uno de los eventos más destacados de la carrera. Grosjean pasaba a los dos red bull y se colocaba primero desde la primera vuelta, siendo el más perjudicado de la carrera Hamilton, que veía como el frontal del coche de Vettel le rajaba la rueda trasera derecha, lo que provocaría el abandono del inglés. En la parte trasera del tren de coches, dos vehículos colisionaban sin mayores consecuencias. La primera mitad de la carrera quedó determinada en ese punto. Fernando Alonso, que ya había ganado dos posiciones, quedaba detrás de Rosberg y Massa, y en la delantera iban Grosjean, Webber y Vettel. En este momento ya se veía que Felipe Massa estaba haciendo un bloqueo a Fernando Alonso, que no podía progresar. Como consecuencia de esto, Hulkenberg adelantaba a los dos Ferraris en su primera parada en boxes.

Estaba claro que Massa no iba a dejar pasar a Fernando, que veía una sangría de tiempo detrás del brasileño, y con rosberg y hulkenberg por delante taponando su progresión, así que no le quedó más remedio que adelantar a Massa en pista. Rosberg sufría una sanción por una salida insegura en los boxes, y tenía que hacer un drive trhough, lo que le penalizaba en la posición 13. Felipe Massa perdía su posición no sólo con Alonso sino con varios pilotos más, quedando relegado a la posición 12. Ferrari optó por no utilizar órdenes de equipo, tal vez incluso a sabiendas de que Felipe no las habría obedecido, ahora que sabe que no va a continuar en la disciplina del equipo ferrarista. Quedaba visto para sentencia el puesto de Fernando, que sin mayor dificultad conservaría este puesto, cuarto, hasta el final de la carrera.

Quedaba por dilucidar por tanto la estrategia de Red Bull. Estaba claro que el objetivo del equipo era llevar a Vettel a la primera posición y a Webber a la segunda. Para lograrlo, metieron a Webber a boxes en la parada 26, dejando claro que harían una estrategia a tres paradas, y tratando de engañar a Grosjean. Éste no picaba y seguía su estrategia, parando en la vuelta 30. Vettel seguiría en pista hasta la vuelta 36, y saldría de boxes por delante de Grosjean y por supuesto de Webber. El australiano pararía en la vuelta 43 para poner neumáticos blandos, y efectivamente conseguiría adelantar en la pista a Grosjean, logrando así Red Bull su objetivo.

La carrera de Suzuka nos deja varias reflexiones. La primera, que parece que la FIA está perdiendo el control de la Fórmula 1. ¿por qué se corre en un circuito en el que es imposible adelantar? Sólo se vieron unos pocos adelantamientos en pista y apenas hubo cambios de posiciones. El mundial queda sentenciado a falta de cuatro carreras para terminar. La carrera ha sido aburrida y sosa. ¿Es esto culpa de la FIA? Probablemente sí que lo es, así que algo habrá que hacer o replantear. Una mayor igualdad entre los coches parece la solución más eficaz para solucionar esto, pero a cambio se pude perder la esencia de la Fórmula 1. No parece un reto fácil.

La otra reflexión nos lleva a pensar en las estrategias de equipo. Red Bull sale muy beneficiada de esta carrera, y aplicó estrategias de equipo, mientras que Ferrari salió claramente perjudicada, y no aplicó estrategia de equipo. ¿Es inmoral o inético lo que ha hecho Red Bull? Claramente no lo es. Jugó al engaño con sus rivales, dejó claro a cada miembro del equipo cual era su rol, y al final ganó todo lo que se puede ganar. Hay quien quiere ver una víctima en Mark Webber, pero él sabe bien cual es su rol (igual que lo sabe Massa) y se limita a ejecutarlo de una forma metódica. Los equipos de Fórmula 1 deberían aprender mucho de Red Bull, que sabe ganar en la pista, en el muro, en los boxea. Muy bien por ellos, muy mal para el resto que no parecen entender que la esencia de este deporte es, por encima de todo, ganar. 

Fotografía, wikipedia


Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Connect with Facebook