Ferrari pierde el Mundial por preparar estrategias para el “domingo” y olvidarse de las clasificaciones

Scuderia Ferrari

Ferrari ha perdido el Mundial este año por varias razones, la principal es sin duda que no tienen un coche con el nivel suficiente para competir con Red Bull. A esto se ha sumado la rectificación de Pirelli a los neumáticos del año pasado cuando la Scuderia era uno de los equipos que más los mimaba y les daba la ventaja que no tenían en el motor. Los numerosos accidentes debido a reventones de neumáticos, en especial en Silverstone, hicieron rectificar a Pirelli y la FIA para volver a unos neumáticos que les venían como anillo al dedo a Red Bull y Mercedes a pesar del artículo 12.6.3 del reglamento. Lotus ha mantenido el mismo nivel todo el año.

Hay una cosa que no depende del coche, pero sí del equipo: la estrategia. Se podría hablar largo y tendido sobre este tema y los numerosos fallos que ha cometido Ferrari durante las carreras haciendo parar a Fernando Alonso en los momentos equivocados, no haciéndole entrar en boxes cuando lo necesitaba, pit stops muy lentos (hasta 1 segundo más lentos que Red Bull),… pero nos gustaría centrarnos en la pésima estrategia de las clasificaciones.

La estrategia de los sábados y el peligro de salir retrasado en la parrilla

Durante la retransmisión del Gran Premio de la India, Pedro De La Rosa, piloto probador de Ferrari, confirmaba que el sábado habían preparado una clasificación y estrategia pensando en la carrera. Esta es la línea que han seguido carrera tras carrera. Está claro que el Ferrari F138 no es un coche competitivo en general, pero menos aun a una sola vuelta. Si a esto se le suma el hecho de que solo piensan en cuál es la mejor opción para el domingo olvidando las jornadas del sábado, hace que Alonso no pueda nunca salir ni entre los 5 primeros.

Esto se traduce en que, a diferencia de Vettel, llega siempre a la primera curva rodeado de coches por delante y detrás aumentando exponencialmente las posibilidades de tener un toque, con el peligro que eso conlleva. Le ha pasado en varias carreras durante el año que, al salir tan retrasado, pequeños roces con otros monoplazas le han roto el alerón delantero del o rasgado un neumático. Esto te condiciona la carrera y hace que no tengas ninguna posibilidad de ganar un Gran Premio.

En cambio Vettel, saliendo casi siempre desde la primera posición, llega sin problemas a los primeros momento críticos de la carrera  y así tienes menos posibilidades de verte afectado por un accidente. Este lastre que ha tenido el piloto español le han restado muchos puntos que le podrían haber hecho luchar por el Mundial.

Ferrari no aprende

Lo peor de todo es que Ferrari no aprende de sus errores. En cuanto no han tenido un coche ganador no han sabido adaptarse a los cambios de importancia de las paradas en boxes o la posición de salida en las carreras. Es una pena que “tiren” literalmente las clasificaciones porque luego es imposible recuperar todo este terreno perdido a pesar de tener un buen ritmo de carrera.

Esperemos que el año que viene, con el cambio de motores y reglamentación, Ferrari pueda presentar un coche en condiciones y que además mejoren sustancialmente tanto a 1 vuelta como la estrategia de carrera en general.

 


  • Fausto dice:

    Es cierto que este año Ferrari ha hecho el ridículo más estrepitoso en clasificación. Jamás en la historia de la F1 alguien ha conseguido ganar el campeonato sin lograr siquiera una pole. Pero el problema aquí no lo tiene Ferrari, sino Fernando Alonso, que no parece encontrar un equipo ganador desde que se fue de Renault. Tal y como está organizada la Fórmula 1 hoy por hoy, el coche es muchísimo más importante que el piloto, así que si Ferrari no se pone las pilas el año que viene, Fernando tendrá que buscarse otro equipo si quiere volver a ganar carreras. Buen artículo.

Deja un comentario

Connect with Facebook