Toro Rosso, jovencito con pocas novedades.

Presentación Toro Rosso STR8

Lo que se presentó ayer, más que el STR8 fue una versión 2.0 del STR7. Poquísimas novedades se pudieron ver en el monoplaza que tendrán que pilotar Daniel Ricciardo y Jean-Eric Vergne. Pero que no traiga novedades vistosas, no significa que no hayan modificado pequeñas piezas.

Una escudería Toro Rosso que encadena su octavo año en la categoría, tras debutar en 2006 tras la compra de Minardi por parte de Red Bull. Un hermano pequeño del RB9, que esconde muchos secretos escuetos.

Empezando por el morro, parece el único cambio drástico. Un morro de líneas muy redondas y una punta muy picuda. El alerón delantero es donde se concentran las novedades, con un agresivo diseño de tres flaps, esperando la mejora de la carga aerodinámica en el tren delantero.

Las suspensiones se mantienen como en 2012, con push-rod delante y pull-rod detrás. Es de largo el coche con menos novedades, aunque no se sabe con seguridad el margen de mejora de los equipos hasta que no se comparen con tiempos en Australia. Y para eso, aún queda mucho.

 


Deja un comentario

Connect with Facebook