Rosberg de farol, Vettel conservador

IMAG0117

La segunda tanda de tests deja un resultado un pelín extraño, a la vez que llena la boca a muchos de los aficionados. Nico Rosberg ha colocado su Mercedes en la parte más elevada de la tabla de tiempos. Pero eso no es lo importante. Tanto Vettel como Raikkonen no han quedado lejos, mientras que Alonso ha vuelto a batallar con su Ferrari.

¿Porqué digo esto? Durante la mañana me dediqué a tirar fotos. Y por la tarde decidí hacer trabajo de campo. No hay nada como ver un F1 en su salsa. Todos los ingredientes salen a la luz. Algunos son picantes, y molestan al piloto. Otros ingredientes, son añadidos por el mismo piloto.

Empezando por la salsa morada, Red Bull es un cohete. Una salsa tan picante que sólo afecta a los demás. Las curvas enlazadas, su medio de vida. La estabilidad, su mayor virtud. ¿Defectos? Quizá sea demasiado rápido para algunos. Pero lo que enamora de este coche, es su velocidad. Se agarra como una garrapata al asfalto. No lo suelta, y eso mete miedo.

En el otro lado de la moneda, encontramos a Ferrari. Un coche que huye de lo negro, que busca esconderse de las miradas ajenas. Pese a que es rojo, se sonroja con facilidad. No tiene rumbo, creando una serie de deficiencias en el tren delantero, obligando al piloto a sobremaniobrar, a arriesgar los neumáticos traseros. Un problema que puede llegar a ser perjudicial a largo plazo.

Como invitado, un borrón negro. Bueno, negro y rojo. Raikkonen domina su Lotus. Una flor que piensa y actúa como su amo. ¿Que quiere ir para la izquierda? Pues vamos a la izquierda. ¿Que de golpe cambio de dirección? Eso a la flor le da igual, es flexible y maniobrable. No le hace falta mucha agua, sólo un poco de maña y de velocidad. Después crecerá sola.

Pocos son los que se salvan de algún problema, pero a día de hoy, una salsa y una flor nos indican el norte. Un norte que que debe buscar el nómada rojo. Ese que quiere irse de lo negro para acabar en lo verde, y que quiere irse de lo verde para acabar en lo negro. ¿Su objetivo? Mejorar.


Deja un comentario

Connect with Facebook