Alonso, ¿desde las cenizas? (Día 3, parte I)

DSC_0875

Renacer, morir. Todo es un ciclo, pero quizá se acentúe el ciclo de la vida en los equipos de F1. Especialmente en jornadas como las que estamos viviendo en Barcelona. Alegrando a la mayoría de aficionados que han venido al trazado, Fernando Alonso ha bajado por primera vez en lo que va de semana de los ochenta y dos segundos.

Dicho crono ha sido marcado con neumático blando, el que desde 2011 lleva marcado con la banda amarilla en el perfil de la goma. La vuelta ha sido limpia, y perfecta. El Ferrari le ha respondido en el que ha sido uno de los últimos intentos de la mañana del español en marcar un crono interesante. No ha maltratado mucho el caucho que le pega al asfalto, siendo establecido el tiempo en la primera vuelta.

En términos generales, la sesión ha estado marcada por los pesados párpados en forma de nube. La somnolencia era parte del entorno, dejando pocas luces y muchas sombras de lo que estaban probando en pista. Un ejemplo es Mark Webber, quien ha terminado en octava posición a medio día, con un segundo de diferencia con el tiempo marcado por Alonso.

Por su parte, las sorpresas las han puesto el equipo Sauber. No sólo la consistencia de Nico Hulkenberg era sabida, si no que se ha colocado segundo mientras el reloj rozaba las doce de la mañana. El crono era unas milésimas más lento que el de Fernando, justo antes que Alonso pulverizara su tiempo.

Mclaren es el equipo que, junto a Red Bull, más probaturas ha hecho en pista, llegando a un sexto mejor tiempo al final de la mañana. Jenson Button ha pasado varias veces por el pit-lane, en busca de datos. Al final, veintinueve han sido las vueltas totales durante las cuatro horas de la mañana.

A expensas de lo que ocurra en la segunda tanda, Alonso pinta como favorito a estar entre los mejores tiempos. Pero al final de cada día se muere cual fénix: envueltos en un mar de llamas y renaciendo día a día. Los tests son así de radicales. Vives, mueres y vuelves a vivir.


Deja un comentario

Connect with Facebook