GP de AbuDhabi. Lucha de titanes en Yas Marina

Kimi Raikkonen gana la carrera de Abu Dhabi, seguido por Fernando Alonso, que logra un merecido podio tras la decepcionante clasificación de ayer. Sin embargo el protagonista fue Vettel que remontó desde la última posición hasta la tercera. El mundial sigue abierto porque Fernando quita 3 puntos a Vettel, pero es un golpe encima de la mesa del alemán que demuestra que es el aspirante más fuerte al mundial de F1 2012. Hamilton abandonó por problemas mecánicos en una carrera en la que hubo nada menos que dos Safey Cars.

Tras la decepcionante clasificación de ayer se presentaba una carrera emocionante, sin duda, pero de esas duras y difíciles en las que Fernando Alonso hacía milagros para no perder más puntos de la cuenta con respecto a Vettel. Sin embargo a última hora de la tarde, tal y como os contábamos aquí, salía la noticia de la penalización a Sebastian Vettel, que parece que utilizó menos combustible del permitido. El alemán elegía salir desde el pitlane, y tenía la ventaja de elegir ruedas. La tarde despuntaba soleada en el impresionante circuito de Yas Marina. Es uno de los pocos circuitos del mundial que utilizan iluminación artificial pero con una diferencia, que comienza con el atardecer y termina de noche. Es simple y llanamente espectacular. Pero el verdadero espectáculo estaba por supuesto en la pista, y la carrera no nos dejaría un sólo respiro.

Las primeras vueltas fueron vibrantes para todos los pilotos. La salida de Hamilton era perfecta, Webber perdía posiciones y Fernando las ganaba, mientras Raikonnen se ponía segundo con una autoridad sorprendente. Por la cola comenzaba la odisea de Sebastian Vettel, que se quitaba coches de en medio como si fueran turismos por una autopista, hasta el punto de que tocó su alerón delantero con uno de los coches lentos. El alemán iba desatado.

Tras las primeras vueltas la carrera se estabilizaba con la única alternativa de Vettel que adelantaba un rival detrás de otro como si tal cosa. Fernando adelantaba a Maldonado en uno de esos adelantamientos que son físicamente imposibles.

Pero tenía que aparecer el Safety Car, predecible sin duda en este circuito, tras un accidente espectacular de Rosberg con Kartikeyan. Los coches se agrupaban y la carrera parecía que volvía a empezar.

Pero no, apenas hubo cambios tras la salida del Safety. Vettel anduvo listo y aprovechó para cambiar morro y ruedas. Hamilton abandonaría la carrera sólo unas vueltas después. Luego la gente se pregunta por qué se va de McLaren.

Todo iba a favor de Vettel. un trompo de Webber y luego otro de Massa le permitían seguir ascendiendo posiciones. Y en un momento dado eligió entrar a cambiar ruedas. Sólo una vuelta después Webber sufría un accidente provocado por Grosjean, y el Safety Car tenía que volver a salir. En este momento Vettel estaba detrás de Fernando, y con ruedas nuevas. Parecía una pesadilla.

La carrera se relanzaba con un Vettel detrás de Button a muerte. Raikonnen iba mucho mejor y se escapaba claramente. Las siguientes vueltas, ya el último sting de la carrera, los cuatro de delante se peleaban a muerte, Raikonnen Alonso Button y Vettel. Impresionante que el alemán, que salía último, se pusiese en esa posición, pero encima con neumáticos más nuevos que el resto. Button iba claramente más lento que Vettel. Raikonnen también empezaba a perder tiempo con respecto a Alonso. Vuelta 50 de 55.

En la vuelta 53 Vettel pasaba a Button. Fernando estaba a sólo un segundo de Kimi, pero era demasiado. Resultó imposible para Fernando alcanzarle, así que el podio estaba decidido.

Raikonnen lograba su primera victoria de la temporada, seguido de los dos gallos, Alonso y Vettel. Siguiente carrera, Austin, Texas. Primera bola de partido matemática para Vettel. Pero los que de verdad ganamos somos los espectadores, que estamos viendo una de las mejores temporadas de Fórmula 1 de la historia. 


Deja un comentario

Connect with Facebook