Clasificación Gran Premio de China

Pole de China 2012, Rosberg, Hamilton, Schumacher. Foto de Formula1.com

Nico Rosberg ha conseguido su primera pole como profesional en el campeonato de Fórmula 1.

Hubo que madrugar para ver en directo la sesión de clasificación del Gran Premio de China de Fórmula 1, y nos encontrábamos con un circuito con el cielo cubierto, pero que en ningún momento amenazó con lluvia. Las condiciones del asfalto eran buenas, sin ser óptimas, ya que al asfalto le costaba mucho coger la temperatura y carga de goma idóneas para hacer los mejores tiempos.

El circuito de China es uno de los más interesantes desde un punto de vista técnico de todo el mundial. Se caracteriza por tener dos largas rectas y algunas de las combinaciones de curvas más complejas, incluyendo una curva que está considerada la más cerrada de todo el mundial, con mucho más de 180º de vértice. Se trata de un circuito con una humedad relativa brutalmente alta que hace que para los pilotos se haga eterno, por la enorme pérdida de líquido que sufren. Además, es la tercera carrera del mundial y es por tanto la primera en la que se ven las mejoras que los equipos intentan colocar en los monoplazas. Se trata por tanto de un circuito exigente, duro, y sin embargo muy inteligente en su trazada, que exige de los pilotos el 100%, pero que exige mucho más si cabe del propio coche, dado que el rendimiento y la velocidad punta son claves. Tal vez Monza sea el único circuito en el que se superen las velocidades puntas que se alcanzan en China.

Con todos estos elementos a tener en cuenta, arrancaba la sesión de clasificación en China. El único incidente destacable previo a la clasificación es la pérdida de cinco posiciones en parrilla de Lewis Hamilton, por cambiar la caja de cambios. Nada especialmente reseñable aparte de esto. Los vehículos salían a la pista en la Q1 con total normalidad, casi todos con neumáticos duros, y marcando unos tiempos superiores al 1:35. No hubo ningún percance de carrera destacable. Los McLaren y los Mercedes destacaban sobre el resto, y tanto Ferrari como Red Bull aparecían en la zona media de la clasificación sin destacar especialmente. Los HRT, Marussia y Caterham quedaban eliminados junto con Vergne, de Toro Rosso.

La Q2 fue con diferencia la más apasionante y apretada de las tres calificaciones. Tras cumplirse el cronómetro, podíamos observar que apenas había dos décimas de tiempo entre el primero y el décimo, estando todos los coches punteros increíblemente igualados. Los neumáticos blandos parecían igualar en gran medida a todos los coches. Tras terminar la tanda, quedaba fuera Vettel, algo que no ocurría desde el año 2009. Parece que los Red Bull han perdido fuelle este año. Fernando Alonso se clasificaba de milagro, dejando claro que los rumores sobre la mejoría y cambios del coche sólo eran especulaciones y papel mojado.

La Q3 fue seguramente la menos apasionante desde que empezara el presente mundial. Rosberg conseguía un tiempo de 1:35:121 en su primer intento, y se quedó prácticamente 4 décimas por delante del segundo clasificado, su compañero Schumacher, una vez retrasado Hamilton cinco plazas. Sabiendo que era insuperable, se bajó del monoplaza incluso sin dar una segunda vuelta. Fernando Alonso hizo un tiempo discreto de 1:36:622. Parece improbable que, salvo que llueva, u ocurra un milagro, pueda ser un rival competitivo en la carrera.

Así que nos encontramos como era previsible, con los dos mercedes, seguidos del Sauber de Kobayashi (impresionante el piloto japonés) el Lotus de Raikonen, los dos McLaren con Webber de RedBull entre ellos, el otro Sauber de Sergio Pérez, Alonso, y Grosjean.

Se espera lluvia en China, pero en un tiempo tan variable no me atrevería a poner la mano en el fuego. Y la lluvia es traicionera. La última vez le salió bien a Alonso, pero esta vez quien sabe.

No os olvidéis de que mañana a las 9:00 es la carrera, os esperamos en twitter para comentarla en directo. Hasta mañana!

Foto | Formula 1


Deja un comentario

Connect with Facebook