La FIA veta el DRS en la peligrosa Eau Rouge

Eau Rouge

El Eau Rouge es un río, pero también una curva. Y no una curva cualquiera. El gran peligro de Spa-Francorchamps, circuito en el que este fin de semana se reanuda el Mundial de F-1, puso en jaque a la Asociación de Pilotos, que solicitó a la FIA la prohibición del DRS en dicha zona del trazado debido a la “gran peligrosidad” que entraña. Un vertiginoso izquierda-derecha-izquierda que se hace a 290 km/h. Un subidón de adrenalina que no necesita el empujón extra del Drag Reduction System.

La polémica era similar a la que ya se vivió en Mónaco, donde se discutía la activación del DRS en el túnel. El propio director de carrera, Charlie Whiting, reconoce que el DRS en Eau Rouge aumentaría las posibilidades de accidente. De ahí el veto. El debate afectaba a los entrenamientos libres y la calificación, donde el alerón trasero móvil puede activarse libremente, pero no a la carrera, pues ya se había delimitado la única zona de utilización: desde la salida del Raidillon hasta la chicane de Les Combes.


Deja un comentario

Connect with Facebook