Con el motor eléctrico podría morir gente

En el año 2014 los monoplazas de Fórmula 1 van a afrontar un cambio radical en sus motores. Los actuales propulsores V8 de 2.4 litros serán sustituidos por motores V6 híbridos de 1.6 litros. Esta normativa no convence a muchos de los puristas de este deporte, amantes del ruido ensordecedor que provocan los monoplazas, entre ellos, Bernie Ecclestone.

El dueño del Mundial se muestra totalmente contrario a la modificación propuesta por la FIA en unas declaraciones en el periódico británico ‘The Express': “La Fórmula 1 no es el lugar adecuado para los motores eléctricos, es como si una bailarina llevara unas zapatillas deportivas; muy cómodas, pero no funcionan”.

Además, la nueva normativa obligaría a la utilización de un motor eléctrico en el pit lane, que se recargaría con la energía acumulada en las frenadas, para no aturdir con tanto ruido a las personas que allí se encuentran. “No hay forma de que el motor sea eléctrico en el pit lane. Podría morir gente porque no oirían llegar a los monoplazas”, asegura un tremendista Bernie.

Pero todo esto “no es culpa de Jean Todt”, presidente de la FIA, según Ecclestone: “La normativa es obra de Max Mosley (predecesor de Todt), su idea es la que se está promoviendo ahora”


Deja un comentario

Connect with Facebook