Quién es quién en F1: Adrian Newey (I)

Flamante Director Técnico del equipo Red Bull y, además, diseñador de la magnífica serie RB de monoplazas del equipo de la bebida energética, Adrian Newey puede parecer un recién llegado para los neófitos, algo muy alejado de la realidad.

Nació en 1958 en el pueblo inglés de Stratford upon Avon, al norte de Londres, famoso por ser el lugar de nacimiento de William Shakespeare. Estudió ingeniería aeronáutica en la Universidad de Southampton, al sur de Inglaterra y ya en la tesis final de carrera prometía lo que iba a ser su quehacer en los años siguientes: Efecto suelo en coches de carreras.

Nada más graduarse, en 1980, le contrató Emerson Fittipaldi para su escudería de F1, Skol Team Fittipaldi. En 1983 le ficha el equipo March Engineering de Indycar; allí, Newey diseñó su primer monoplaza y, ese año, ganó siete carreras, incluida la Indy 500.

Después de una temporada en EE.UU. regresa a casa y, en 1986, acepta la oferta de un pequeño equipo de F1: Force. Le duró poco su estreno en F1, el equipo abandona el campeonato y Newey queda en paro. Sin embargo, un año más tarde, reaparece March Engineering, como escudería de F1 y Newey es fichado como diseñador jefe.

Obsesionado por la aerodinámica, Newey le da la importancia que merece en sus diseños, en una época en que todo estaba volcado en motor y piloto. Su primer diseño del March F1 de 1988 es un éxito y llega a liderar algún Gran Premio. Sin embargo, a causa de ciertas diferencias con la dirección del equipo, Newey es despedido en el verano de 1990.

Ese mismo año ficha por Williams F1 como responsable técnico y, en 1991, su Williams FW14 trata de tú a tú al McLaren MP4/7A, y habría ganado el campeonato de no ser por el buen hacer de otro genio, Ayrton Senna, a los mandos del McLaren.

Por fin, gana el campeonato en 1992, con Nigel Mansell y, en 1993, con Alain Prost. En 1994, Williams conquista el título de constructores aunque no logra el de pilotos, que ese año ganó Schumacher con Benetton.

Continuará…

 

 


Deja un comentario

Connect with Facebook